Arquetipos femeninos

A las mujeres, nos han acostumbrado a que sean los demás quienes nos digan qué debemos hacer. Tanta es la costumbre que, cuando no nos lo dicen, hemos llegado a creer que no nos aman. 
Cuando nos lo dicen, y nuestro corazón no está listo para escuchar, las palabras no son caricias sino saetas que nos hieren y nos atrincheran en nuestras cárceles. 
Hay muchos caminos para salir de nuestra cárcel. El de las esencias florales es uno que me ha servido mucho. Al recorrerlo, he encontrado muchas manos amorosas que se me han ofrecido a acompañarme y sostenerme.


En el camino, me llegó la propuesta de desarrollar el Trabajo de los Arquetipos Femeninos, en base a La Canción de Eva, set de esencias florales elaborado por el maestro Eduardo Grecco.


La propuesta incluía el hecho de  tomar consciencia y trascender mis arquetipos. He pasado, y sigo pasando, muchas horas en compañía de las Diosas, las he vivenciado.  Así, mientras trabajaba con Hestia barría mi casa, lavaba platos, estando muy presente en  el presente. Otro día fuí Demeter, madre nutricia,  y mi energía se enfocó en cocinar mucho para mis hijos.

Con gozo calmado, fui desgranando arquetipo tras arquetipo.

Unos me gustaron más, otros menos, pero con cada uno que integré, me di cuenta de que crecía mi comprensión, y de la mano de ésta,  mi tolerancia. Ello no solo hacia mí misma,  en diferentes momentos de mi vida, sino  también hacia muchas otras mujeres que acudían a mi mente cuando leía y analizaba  cada arquetipo.  Comprender me ayuda a no juzgar.

No juzgar me libera de la estructura patriarcal, la cual nos condena a hombres y mujeres a relaciones desiguales, basadas en la culpa y el no hacernos cargo de nuestra propia felicidad.

En el trabajo con mujeres y las esencias de La canción de Eva,  incorporar el conocimiento de las diosas y su mitología,  ha sido de gran ayuda en el proceso de toma de conciencia.

Que las mujeres nos liberemos de muchas de las cadenas que nos atan, nos ayuda a nosotras, a nuestros compañeros y a nuestros hijos e hijas. La superación del patriarcado pasa por eliminarlo en nuestro  interior. El reto es que solo lo logramos a través del vínculo.

Con  este blog, la propuesta es que mujeres y hombres nos animemos  a reconocer a nuestras diosas, no solo  nosotras en nosotras mismas, sino todos  en nuestras madres, compañeras, hermanas, hijas…..

Cada quien sabrá en qué momento su corazón está listo para escuchar.

 

¿Qué son los arquetipos?

 

Parte fundamental de la propuesta de toma de conciencia de este blog, pasa por la comprensión de que son los arquetipos, término acuñado por Carl Gustav Jung, y su diferencia con los símbolos.

El arquetipo es una cárcel que nos atrapa. El símbolo es una fuerza que nos libera.

Para que el arquetipo se pueda realizar en su plenitud, el paso previo es la reconciliación. Debemos reconciliarnos con el arquetipo que nos aprisiona, vivirlo intensamente, para trascenderlo.

Ello supone no pelearnos con aquello que somos, sino integrarlo en nuestra vida.

Así,  llegamos al símbolo que nos libera y nos permite acercarnos a la completud, la posibilidad de ser yo misma, amándome completamente como soy, sin pelearme con ello y sacando el máximo provecho de mi misma como un todo.


La mujer, al igual que el hombre, es prisionera de una biografía arquetípica que revive en su propia historia. Es necesario que corte esta atadura, que se libere  para que disponga de toda la energía que cada arquetipo retiene. Ese es el camino para seguir evolucionando.

Es necesario  vivir el arquetipo en su totalidad, en su plenitud, para poderlo dejar atrás, para que no siga siendo la cárcel que me aprisiona, el argumento que se repite una y otra vez en mi vida.
Proponemos entonces,  Doce arquetipos femeninos,  que posteriormente completaremos con los correspondientes masculinos.

Al leerlos, nos daremos cuenta de que todas las estructuras arquetípicas femeninas están presentes en cada mujer, pero al mismo tiempo veremos, que  cada una de nosotras tenemos tendencia a dejarnos dominar por alguno en especial.

Cada mujer, afín a uno u otro arquetipo, debe sacarlo a la luz, para hacerse responsable de esa energía  y comprender el significado de su presencia en su vida. Así, deja de ser un peligro que la acecha para convertirse en una oportunidad para su desarrollo y evolución.

 

¿Cómo nos acercamos a los arquetipos?

 

Vamos a realizar este acercamiento a través de los mitos de las Diosas, que nos dan cuenta de las diversas experiencias que una mujer vive en el transcurrir de su existencia.

Por ello, planteamos el mito, las características y   las dificultades de cada arquetipo; su relación con otros arquetipos, los hombres que se relacionan con cada uno y el camino para trascenderlo.

Ello acompañado de las esencias florales correspondientes, así como de los aspectos físicos involucrados

El fin es que cada persona que se anime a leer, pueda preguntar, plantear sus inquietudes, y compartir sus vivencias. Hombres y mujeres, pues entre todos es que podemos lograr construir un nuevo modo de vincularnos, que nos lleve al crecimiento individual y colectivo, a la construcción de relaciones que sean liberadores y auténticas, A desarrollar el camino de individuación propuesto por Jung.

 

© 2017 La Danza del Alma. 

  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Social Icon