Eva – Mujer culpable

Origen del arquetipo

El arquetipo de la prostituta, nace de la imagen de Venus,

que en sus inicios representa a una mujer hermosa,

voluptuosa de curvas sensuales Es el símbolo que representa a la madre nutricia,

a la abundancia, a la creación.

Posteriormente,  diferentes religiones, entre ellas el cristianismo, el judaísmo, el islamismo, tergiversan la historia y la presentan como la prostituta. Prostituta a la que solo la iglesia puede redimir.

A partir de ahí, se la condena a una vida de dolor,  y de la vergüenza de su cuerpo y su sexualidad.

¿La razón? Eva come la manzana del árbol del bien y del mal, lo cual le da acceso al conocimiento. Por esta razón, es merecedora de maltrato, castigo y atropello masculino. Se le niega a la mujer el derecho al conocimiento y en ella nace el miedo a cultivarse.

 

Características

Su voz es negada

Condena  la sexualidad. No la puede vivir con libertad

La mujer se siente culpable de todo.

Busca hombres que la juzguen y la condenen.

 

Dificultades del arquetipo.

Maneja la culpa ancestral. La culpa le impide a la mujer el disfrute.

Suele haber historias familiares repetidas.

No se siente capaz de enfrentar  el miedo.

No es espontánea

No logra llegar a la intimidad

 

Hombres que escogen a mujeres Eva

Los hombres culpabilizadores son los que buscan a mujeres regidas por el arquetipo de Eva

 

Trascender el arquetipo

Trascender este arquetipo, significa que la mujer es capaz de reconectarse con la sacerdotisa, que reconoce su sexualidad, no como degradante sino como fuente de placer y deseo de vivir.

También debe aprender a conocerse profundamente a sí misma y conectarse con la sabiduría interior de la prostituta interna

Debe también, desarrollar una sexualidad sana.

 

En el cuerpo físico

En el cuerpo físico trabaja los herpes.

© 2017 La Danza del Alma. 

  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Social Icon