Iris – Musa inspiradora

Mitología

Hija del titán Taumante, divinidad marina y de Electra, hija del Titán Océano.

Por su origen está relacionada con el mar, el agua,

elemento necesario para la formación del arco Iris.

Iris es en la mitología griega la diosa del arco Iris, la que une la tierra con el cielo

y por ella se la considera la mensajera de los dioses.

Como tal, abandona el Olimpo para transmitir a los humanos los mandatos divinos. Por ello tiene un carácter de consejera y guía.

Es representada con alas, y tiene la capacidad de desplazarse a gran velocidad por el mundo, el mar e incluso el inframundo.

 

Características

Es una mujer conectada con las cualidades femeninas de creatividad, amor, conexión profunda e inspiración.

Es muy narcisista.

Tiene gran capacidad de Mimetismo, cambia en función de las circunstancias que van apareciendo en la vida.

Es una mujer profundamente auto erótica y se basta a sí misma. Busca y seduce a hombres que la adoren y veneren.

 

Dificultades del arquetipo

Su gran mimetismo, las hace aparecer de formas muy diversas

Para ser inspiradoras deben ser inalcanzables, por lo que se mantienen distantes y frías.

Temen a lo desconocido y al abandono.

Hombres que escogen a mujeres Iris

Son aquellos hombres que buscan mujeres a las que admirar, amores idealizados, inalcanzables.

 

Trascender el arquetipo.

Para trascender el arquetipo, Iris necesita ponerse en contacto con la propia esencia de su alma, con la creatividad, con sus aspectos más divinos.

Debe  revalorizarse como mujer, sanar su autocastigo y conectarse con sus capacidades sanadoras.

 

En el cuerpo físico

Trabaja el cerebro, el aparato reproductor, las intoxicaciones, el  cansancio crónico, la  inflamación de los ganglios, la  retención de líquidos, las alteraciones sensoriales.

 

© 2017 La Danza del Alma. 

  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Social Icon