En la experiencia vivida en los talleres que pone a nuestra disposición Nuria, les puedo decir que además de sentirme comprendida y no agredida, poco a poco me voy encontrando a mi misma y voy entendiendo el porqué de algunas conductas o ciclos que se repiten, hoy puedo darme cuenta lo importante que soy, lo importante que es sentirse viva desde la libertad del ser y no del pensar. el permitirme recibir lo que la vida me presenta sin cuestionar. Desde esta aventura que se vive en los talleres de heridas y de sexualidad, les puedo decir lo afortunada que me siento por los cambios que van surgiendo en mi vida que me permiten vivir más en libertad

 

Norma Rea Romero

Ciudad de México 

Octubre 2015

Los talleres de la danza del Alma han sido un encuentro mágico y especial; me han permitido crecer como persona y como mujer, me han ayudado a sanar heridas y a reconocerme. Además me permitió conocer personas maravillosas que al igual que yo están en procesos de construcción.

 

Elia Díaz Gatgens

San José de Costa Rica

Octubre 2015

Viaje Sanador

Empecé mis talleres hace un año, en 2014, sin idea de lo que estos procesos podrían mejorar mi estilo de vida. Y a mi estilo de vida me refiero a colocarme en otro lugar, tomando decisiones, más fieles a mí misma, como así mismo colocándome de otra manera frente al mundo y los demás.

Siendo joven para emprender este sanador viaje he comprendido que la edad es lo de menos, todas las personas por más jóvenes o adultas cargamos con una serie de cosas que desde muy pequeñas o pequeños llevamos y con el paso del tiempo esa carga se va volviendo pesada e inclusive destructora para uno mismo y con ello destruimos a las personas que nos rodean, agregándole que vivimos en una sociedad en donde el ¨más fuerte es el que sobrevive¨ dejando de lado los sentimientos y emociones que nos mueven por dentro día con día convirtiéndonos en personas amargas y opacas.

Es por esto e infinitas razones que se han abierto estos espacios para que tanto mujeres y hombres tengan la posibilidad de ponerse frente a estas emociones, enfrentarlas, vivirlas y no pelearse con ellas, sino que simplemente logren hacer una armonía en común de manera amorosa y de auto aceptación sin juzgarse o dañarse mientras que aceptar la tristeza va encaminado a encontrar la alegría.

Tanto Sexualidad Femenina (enfocado a mujeres) como Heridas del Alma (para mujeres y hombres) son espacios para sentir y dejar fluir todas aquellas presiones o heridas que por mucho tiempo y años han estado ahí molestándonos y no permitiéndonos dejar ser quien realmente somos por lo que en estos zonas de seguridad se puede sacar todo aquello que a presiona y duele.

He crecido mucho durante estos procesos, me he dejado  sentir más, he logrado soltar mis ataduras liberando de manera amorosa lo que realmente soy, marcando mi destino, celebrando cada momento de mi vida, logrando entender que si sano mi yo interior, mi alrededor también sana.

 

Diana Solano.

San José Costa Rica

Octubre, 2015 

Parte de mi experiencia en los procesos tanto individuales como grupales que la vida me ha permitido en la Danza del Alma, bioenergetica, sesiones individuales, es encontrarme conmigo mismo, aceptarme, amarme y ser cargo de mi. Este encuentro me ha llevado a conocer aspectos de mi sombra y mi divinidad que  me ha llevado  a lugares emocionales de miedo y dolor pero que al atravesarlos de una manera guiada y responsable me ha permitido crecer y madurar. Por otro lado, he tenido vivencias tan mágicas y hermosas que quedan en lo mas profundo de mi corazón y he podido compartir con personas maravillosas en cada proceso grupal. 

Ciertamente cada proceso te sacude pero nunca regresas al mismo sitio donde estabas, ya que la vida te va poniendo  en diferentes niveles, cada vez más fiel a ti mismo y más consciente de ti y los que te rodean.

Llegué hace unos 6 años a este proceso como un niño asustado y ahora soy un hombre que no solo trabaja para si mismo sino para hacer de este mundo un lugar más consciente de la energía vital que nos rodea. Gracias a la vida por las decisiones que tomé y las personas que conocí en este camino.

 

José Porta Ledezma

San José Costa Rica

Noviembre 2015

Ingresé al taller de Sexualidad femenina sin tener muy claro que estaba buscando y con una clara resistencia a los procesos grupales.
Hoy por hoy, comprendo que era algo que debía vivir, realmente lo ocupaba.
Creo que el mundo occidental nos encajona en una rutina acelerada, en la que muchas veces se posterga lo más  importante:una misma.
La propuesta de la Danza del alma nos conecta con nuestra historia de mujeres; el proceso convoca al cuerpo y al alma a atravesar nuevamente por nuestras memorias para poder sanarlas.
Debo ser honesta: en ocasiones ha dolido mucho, pero les aseguro que era más doloroso andar por la vida con esa maleta tan agobiadora que son nuestros temores, miedos, inseguridades y heridas.
Y después de atravesar por esos túneles oscuros, entonces una empieza a ver la luz y a reconstruirse a sí misma; se vuelve un proceso creativo, renovador y lleno de magia.
Es hermoso ver como cuando asumimos el desafío de sanarnos, sanamos simultáneamente nuestra relación con el mundo y creamos un ambiente mucho más armonioso y sano alrededor.
La vida ahora se asume con mucho amor y mucha pasión.....y es mi deseo que muchas mujeres más se atrevan a entrar en esta danza: la danza del alma....

Sofia Elizondo 

San José Costa Rica

Noviembre 15

Aprender a acercarme al otro

Comentario sobre mi experiencia en el taller "Cómo ser un hombre... y no morir en el intento"El taller fue una experiencia enriquecedora pues me permitió acercarme a otro hombre desde una perspectiva diferente a la que culturalmente he aprendido. Así fue como tuve la oportunidad de escuchar como otro ser humano, otro hombre en este caso, experimentaba sentimientos y emociones similares a los míos. Tal vez originados por otras causas, tal vez con otra intensidad. Pero al conocer esto me permitió concebirme como parte de una comunidad que al igual que yo ha tenido dificultad para moverse en el mundo de los sentires y las emociones.

 

Uno de los principales aprendizajes consistió en ver que me puedo acercar a otro hombre desde la vulnerabilidad sin sentirme amenazado o juzgado, porque finalmente "el otro" también es vulnerable y también se siente amenazado y con temor a ser juzgado.

En el taller podíamos mostrarnos vulnerables o "limitados" a las exigencias culturales hacia temas como la responsabilidad, el compromiso, la libertad, la apertura y el compartir. Y el aprender que reconocer estas dificultades no nos hace menos hombres, sino todo lo contrario, nos abre la posibilidad de trabajar con ellas para trascenderlas, para incorporarlas a nosotros. No con el objetivo de cumplir con la exigencia cultural predominante, sino como el camino para re-encontrarnos con nosotros mismos, con nuestra propia manera de ser hombre. Dejando atrás esa "necesidad" de demostrar "la hombría".

En breves palabras, fue mi primera experiencia de trabajo terapéutico grupal y me dejó una grata impresión.

 

Comentario sobre el taller "Viaje con los dioses"

En este taller trabajamos corporalmente, así como con esencias florales y con seis arquetipos masculinos. Algunos de los cuales fueron abordados por todos los integrantes del grupo, pero algunos otros se revisaron de forma individual. 

Los arquetipos que a mi me toco trabajar fueron: Edipo, Hades, Apolo, Hefesto, Cronos y Dionisio. De los cuales Edipo, Hades y Dionisio fueron compartidos con todos mis demás compañeros. 

Cada arquetipo me permitió trabajar distintos aspectos de mi ser hombre. Algunos de estos me resultaron conocidos y otros fueron para mí completamente nuevos. Más cada uno de ellos me mostró una dimensión de comportamiento masculino distinta con la que he entrado en contacto para auto-conocerme.

A través de cada arquetipo pude contactar ciertas emociones específicas que con la ayuda del acompañamiento terapéutico pude identificar y asociar a cada mito, a cada Dios que habita en mí. Esto me ha permitido conocerme en otras dimensiones y sobre todo comenzar a entenderlas. 

Ahora reconozco mejor las emociones asociadas al niño herido que fuí, miré su fragilidad y palpé de nuevo su necesidad de sentirse aceptado. Sentí la tragedia de querer escapar a su destino y experimenté el miedo a que esto fuese irremediable.

También experimenté el "estancamiento emocional" de lo que ya no tiene vida, de lo que ya no puede fluir. Y el miedo a quedar ahí, en el tártaro. En el reino de Hades. Pero también entendí que es necesario ir a ese lugar para encontrar mis tesoros, aún a pesar del miedo que me produce la inmovilidad.

Un arquetipo confuso fue Apolo, yo esperaba que al trabajarlo se desvanecieran las sombras, pero mi Apolo no estaba en esa sintonía y lo que se me reveló fue mi necesidad de ser el centro de atención, ser "el sol" de mis relaciones y la ira que se despierta en mí cuando esto no sucede. Me contactó con mi ego herido, con mi enojo hacia el mundo, hacia mí y hacia la forma "tradicional" de ser hombre.

De ahí fui directo con Hefestos, quien me llevó a los terrenos de mi Hermetismo, pero también de mi creatividad, de mis vaivenes emocionales. Fue tal vez el primer arquetipo que me empezó a mover de un lado a otro en cuanto a emociones se refiere, no experimentaba emociones contradictorias, pero si sentía vaivenes emocionales, como los de una fragua que se enciende y apaga. Entendí que la vida es así, se enciende y apaga, pero eso significa que estoy vivo y que vibro a veces arriba y otras abajo.

Cronos fue complicado, pues me permitió contactar con una parte de mí que no me agrada mucho: mi tendencia a estructurar y ordenar las cosas. Puedo reconocer que este aspecto mío me ha llevado a tener ciertos logros en el mundo, pero me hace sentir incompleto. Pude contactar también con mi necesidad de controlar las cosas, las situaciones, las emociones y a las personas. Pero detrás de ese control, ahora sé que sólo hay miedo.

Llegué entonces con Dionisio. Y esta fue la experiencia más intensa que he tenido. Puedo decir que estuve en verdaderos escenarios de locura y al escribir esto no exagero. Es más, creo que las palabras son pocas para describir todo lo que sentí. Si con Hefesto me había sentido en vaivenes, estos sólo eran una suave llovizna comparada con la tormenta que me hizo sentir Dionisio. Pero de ese tamaño también fue la enseñanza que me dejó. Sentí derrumbarse mi mundo estructurado, mi enojo con el mundo se desnudó y quedó como el miedo a la vida que siempre me ha seguido. Mi ego herido, sólo pudo aceptar con humildad que hay algo más trascendente que el reconocimiento externo. El miedo a la inmovilidad, a la muerte, apareció como un insomnio persistente. Y apareció mi miedo al movimiento, al caos. Poco a poco, estos miedos se fusionaron, no sé como y quedó una especie de energía que me mantenía despierto, pero no angustiado. De repente también ocurrió que no me interesaba sentirme aceptado, es más sentía un impulso de sólo seguir mis instintos, ni siquiera mi razón. Fue una etapa donde menos pendiente estuve de los demás y me permití sentir el placer de decir: "no" o de decir "sí", si así me apetecía. en resumen de hacer lo que yo quería sin sentir ningún empacho por ello.  

Y bueno, si pudiera resumir en breves palabras mi experiencia diría que aprendí a crecer desde mi sentir. 

No está de más decir que "sentir" es un tema complejo para mi y que esto que he vivido en el taller fue tal y como me lo dijeron Núria y Gabriel al inicio: una experiencia de iniciación.

 

Miguel Angel Jaime - Vasconcelos

Ciudad de México 

Noviembre 2015

 

 

Sexualidad femenina y cuerpo; conociendo nuestros arquetipos y trascendiendolos

“ Las esencias florales, las conexiones entre las participantes, las tomas de conciencia, el empujar los límites y abrirme a una nueva forma de comprender mis comportamientos, elecciones, frustraciones, pasiones....Este taller ha marcado uno de los momentos de transformación más importantes de mi vida. Si les llega esta información probablemente sea porque ustedes la están buscando.”  

 

Ana Lucía Jiménez Hine.

San Pedro, Costa Rica.

Noviembre 2015

"Después de haberme permitido experimentar y darme la oportunidad de vivir el taller de Sexualidad Femenina empecé a tener una mirada más cariñosa hacia mi, y ahora que estamos casi por finalizar Heridas del Alma del cual estoy encantada, fascinada y creo estoy haciéndome adicta a los talleres y tus enseñanzas y experiencias tuyas Nuria "Gracias", y puedo decir que empiezo a simplemente Vivir con todo lo que conlleva sus Sentires que al experimentarlos ya sean de enojo, frustración, alegría, amor , etc.  y estar  un poco más conscientes de ellos y no reprimirme me han hecho VIVIR"

 

Sara Medina

Ciudad de México

Noviembre 2015

Experiencia humana

La Danza del Alma ha sido una de las experiencias más humanas a las que me he acercado, es difícil expresar en palabras lo que el trabajo corporal, la bioenergética y la terapia floral han hecho en mi vida, pero trataré de hacerlo con la sincera de intención de que quien me lea, pueda al menos intentar imaginar lo que estos procesos representan. Inicié con sesiones cortas (de fin de semana) para conocer la experiencia, con miedo, ansiedad y curiosidad me acerqué a la Danza del Alma sin imaginar que este fuera el inicio de una transformación positiva en mi vida. Hay que tener mucha valentía para decidir mirar hacia adentro de una misma, siempre rodeamos las cosas pero no decidimos prestar atención a lo que nos pasa verdaderamente, hasta que un día hice un alto en el camino y me propuse conocerme más, sanarme, trabajar mis fortalezas y debilidades desde un espacio amoroso, y eso precisamente fue lo que encontré con Núria, un espacio de paz, confianza, seguridad y mucho amor. Cada proceso que he vivido me hace más humana, más fuerte, más segura y sobre todo me hace reencontrarme con partes ocultas de mí que había dejado a un lado por no saber cómo enfrentarlas, el camino apenas inicia, el trabajo lo hago todos los días, pero las herramientas para llegar a esto me las ha proporcionado la terapia, agradezco de corazón a Núria y a Anto por haberme recibido y por permitirme todos los días Danzar con y desde el alma. Sean procesos cortos o procesos largos, quien se acerque a este espacio tengo la certeza de que no se arrepentirá, porque atreverse es el primer paso y el más difícil, pero luego de este, sólo querés mirar hacia adelante y continuar con el viaje de tu vida. De corazón, con amor y llena de luz invito a todos y todas, para que se animen, con valentía y determinación a iniciar el trabajo con el excelente equipo de la Danza del Alma. Un abrazo sincero.

 

 

Kiara M.C

San José, Costa Rica

Noviembre 2015

La persona que soy ahora  es muy diferente a la que era hace unos años cuando empecé mi camino con Núria. O tal vez no...  Sigo con mis defectos y con mis sombras. La diferencia es que ahora soy consciente de ellos, los veo, los acepto y no dejo que me manipulen.Ya salí del lugar de víctima para transformarme en actora principal de mi vida, no me dejo caer al hueco y espero a que alguien me saque. Soy yo quien  decide si quiero quedarme ahí o salir de él.Hoy ya no me siento una persona rechazada y juzgada por los demás si no una persona amada y respetada. Veo el amor que tengo a mi alrededor y lo disfruto.Hoy me veo tal y como soy... Y me amo.

 

Gracias Núria

 

 

 

Minnie B. 

Puerto Viejo, Costa Rica 

Diciembre 2015

Llegué a danza del alma por un servicio de diseño de logo.

Descubrí un mundo nuevo de conocimiento y sobre todo de autoconocimiento

Ir a un taller de danza del alma es la mejor inversión que se puede hacer. Es como un curso de surf para la vida, para aprender a surfearla y a comprender mejor a los otros y las otras. Dejar salir la verdadera esencia, soltar tus máscaras, aprender de tu posición en la familia, aprender a quererte, aprender a cambiar de posición en la vida, literalmente.

No solo en acción sino desde el cuerpo para afuera, aprender a hacerse cargo; dejar de ser siempre la víctima, siempre el traicionado, soltar los miedos, dejar salir tu sombra, tus monstruos, darse cuenta que también son tuyos como perros guardianes. Aprender sobre relaciones humanas, sobre el placer, sobre los sistemas de terapia floral, sobre bioenergética.

Liberar traumas instalados en tu cuerpo, muchos desde tu niñez temprana, perdonar, soltar.

Danza del alma realmente ha significado un cambio radical en mi vida.

Eternamente agradecido

                    

Kike Molina

San José de Costa Rica

Noviembre 2015

Transformación

 

Hola a todas y todos, definiendo con una palabra lo que ha significado La Danza del Alma en mi vida esta es TRANSFORMACION.
Quiero compartir algo en concreto. Mi suegro y su familia han sido aplastados por el machismo desde siempre. Ante sus conversaciones machistas yo he optado por mantenerme al margen, y predicar con el ejemplo, mostrando un comportamiento diferente. Hace unos días andábamos paseando en un río, un paseo que hacemos cada cierto tiempo. Ocurrió que mi hijo y su primo estaban jugando de subirse a una piedra y saltar al agua, poco después llegó una niña de una edad similar a ellos, y también se lanzó, pero de más alto, el papá del otro niño, un tío y mi suegro empezaron a molestarlos diciéndoles que se tiraran de más alto. A mi hijo le dije que no lo hiciera, no porque lo considerara incapaz, sino porque no voy a permitir que lo envuelvan en competencias sin sentido solo por ego. El primo sí lo hizo. La niña se subió más alto y saltó, él trató de subir más alto y no lo logró. Entonces los 3 ya mencionados empezaron a hacer burla de esto y le dijeron, “uy le ganó una mujer”. Ante esto decidí no mantenerme callado, y de pie con los brazos abiertos y con voz fuerte les dije “lo cual no tiene nada malo”, después me dirigí al niño y le dije “puedes estar orgulloso”, y después me volví hacia la niña, le extendí la mano y le dije “dame cinco”. Los 3 se quedaron callados, pero como era de esperarse, empezaron a “comerme”, aunque no se atrevieron a hacerlo de frente sino a mis espaldas. 
Mi esposa celebró lo que hice y dijo que fue muy agradable que los niños vieran a un verdadero hombre en medio de tantos “hombres”, pero conversándolo luego, sabemos que esto va a traer cola. Tres posibilidades vemos, que no nos vuelvan a invitar, que nos inviten pero nosotros decidamos no ir, o que nos reunamos pero a sabiendas de todos que las cosas se pueden poner calientes en cualquier momento. Pero de lo que sí estamos seguros es que esto marca un cambio, y en mi opinión para mejor. Nuria, a quien considero una gran maestra y me ha acompañado por ya más de un año, entiende muy bien a qué me refiero.
Pero además, esto me hizo sentir un verdadero líder, en este caso, para mi familia. No insulté a nadie, no tomé nada personal, simplemente expresé mi verdad, pero provoqué movimiento en distintos niveles en diferentes personas.

Finalmente, quiero invitar a todas las personas a participar en los procesos de La Danza del Alma, son procesos muy sanadores que traerán muchas cosas positivas a sus vidas.


Un abrazo fuerte.

 

San José, Costa Rica

30 de marzo

© 2017 La Danza del Alma. 

  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Social Icon